diciembre 11, 2019

El 4 de diciembre les pedimos por Instagram que aquellos que regalaron una P3 a alguien especial nos contaran su historia. Nos llegaron muchas bacanes y nos gustaría compartirlas con ustedes:

 

1. DE JAVIERA PARA HARRISON 

Buscando bicicletas por internet, Harrison se encontró con P3 Cycles. Le encantaron las bicis y se las mostró a Javiera, su polola. Ella no se interesó mucho en un principio, pero recordó la marca y el modelo que a su pololo le había gustado. 
Tiempo después, Javiera nos visitó en nuestra tienda de Providencia. Decidida por la Midas, los vendedores, que resultaron ser asesores de moda, confirmaron que por su marco negro y llamativas llantas doradas, era la mejor opción para Harrison y que el casco azul que Javiera planeaba llevar, no combinaba. 
El departamento donde vive Javiera es pequeño, por lo que tuvo que esconder la bicicleta en la pieza, tapada con toallas y hasta puso un sospechoso cartel en la puerta que decía "prohibido ingresar".
Cada uno pasó la navidad con su familia, así que Javiera tuvo que aguantar hasta el otro día para darle la sorpresa.

 

"Es lejos el mejor regalo que he podido darle porque la usa para ir a trabajar todos los días"; nos comenta Javiera

 

2. DE KATHERINE PARA CATALINA

"Mamá, porfi, porfi"... así insistía Catalina a Katherine para que le regalara su anhelada Mintnuestra querida bici de marco turquesa vintage con llantas rosadas.
"¡Son hermosas, quiero una!"; escuchaba a diario su mamá, quien tomó la decisión de que este sería el regalo de su hija para navidad. Las buenas ofertas del cyber la hicieron cambiar de planes, se adelantó el regalo y con ello la alegría de Catalina.
 
"Saltó de emoción, estaba feliz, hasta el punto de buscar un tutorial y armarla. Ahora sale feliz a pasear con sus amigas, su pololo, y al gym en su bici." Nos cuenta Katherine

 

3. DE NICOLÁS PARA PAULINA

Hace 2 años que Nicolás pedalea en su Nix. El sabía que Paulina, su polola, no tenía bici y le había gustado la Pastellus, la de marco crema y ruedas turquesa.
Después de vitrinear por internet, Nico fue a la tienda de Providencia. Ya la había visitado otras veces y fue ahí que, enviándole fotos a su polola, se dio cuenta que a ella le gustaba más el marco negro y las llantas rojas de la Nix Red, y decidió regalársela. (Cabe mencionar que Nicolás se había comprado un manubrio Pursuit , pero su polola se lo dejó para ella. 
Nico y Paulina tienen un hijo, y aunque el ser papás les quita mucho tiempo, siempre hay un espacio para salir a pedalear. 

"Ahora solo falta que crezca nuestro hijo para que tenga su propia fixie"; nos comenta Nicolás

 

BONUS: DE MINERVA A LÍA

Buscando dejar el transporte público, Minerva llegó al Instagram de P3 y le encantó el marco gris grafito y llantas naranjas de la Graya. Lía, su polola, siempre fue más de bicis grandes, como MTB, hasta que se animó a subirse a la Graya y desde ahí que se la pidió todos los días. 

Durante esas semanas, Minerva se puso a buscar bicis para su polola. Entraba de vez en cuando a mirar el Instagram de P3, y sacaba cuentas para ver en qué mes se podría comprar una y cuando cumplieron un año de pololeo, fue a la tienda y sin dudarlo compró otra Graya.

Así, Minerva fue a buscar a Lía a su trabajo para darle la sorpresa. Ambas bicicletas forman parte de su día a día, no se ven sin ellas y actualmente están planeando un cicloviaje con sus Grayas.

"Desde entonces no dejamos nuestras P3, hemos ido a cicletadas, nos las llevamos a la playa e incluso hemos viajado con nuestros perros en ellas.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.